Cómo empezar a enseñar música a los niños

Antes de saber cuál es la correcta pedagogía musical a la hora de enseñar música a los niños, es importante saber cómo ellos entienden cada situación y cómo nosotros, como maestros, podemos impulsar su aprendizaje.

Enseñar música a los niños pareciera ser un trabajo laborioso, pues por más bonitos que suelan ser y lo bien que puedan comportarse, a veces toda la literatura e información podría ser demasiada para lo que son capaces de almacenar.

Lo cierto es que en la edad de niños, se requiere de una gran comprensión de cada niño en particular, previo diseño de un plan para el éxito.

ensenar musica

De hecho, para los niños pequeños, la música podría ser igual que un idioma extranjero. La buena noticia es que cualquier profesor o maestro puede aprender en cualquier momento cómo empezar a enseñar música a los niños en sencillos pasos. Comencemos.

Formas de enseñar música a los niños

Enseña los conceptos básicos de forma separada

¿Has escuchado que menos es más? Aprender música puede requerir que un niño deba interpretar nueva información sobre un cúmulo de cosas.

Es como si te dijeran que debes aprender a manejar bicicleta y luego te dijeran todos los pasos como “mantén el peso en el centro, mira a los lados, usa el freno…” Es demasiada información para ser la primera vez, ¿cierto?

Cuando los niños tocan un instrumento por primera vez también pueden llegar a sentirse así. Es por ello que todo maestro o maestra debe ser comprensivo a la hora de enseñar música e ir concepto por concepto para evitar confusiones.

Ve desde lo conocido hacia lo desconocido

Para los niños puede ser mucho más fácil retener algún tipo de información siempre que esta se dé relacionándose a cosas que ellos sí conocen. Un ejemplo de ello sería que, en vez de decirles “esto que estoy dibujando es un pentagrama” puedes ir relacionando el pentagrama a cualquier otro objeto.

Usa diferentes medios para repetir y reforzar la información

Al igual que sucede con los adultos, para que un niño aprenda un nuevo concepto puede ser necesario repetir la información una y otra vez de modo que éste no la olvide.

Existen diferentes formas de decir lo mismo una y otra vez: a través de historias, juegos, mediante la teoría, imágenes, entre otras. Las ideas son infinitas, pero todas enseñarán el mismo concepto, lo cual puede ser eficaz en cuanto a la pedagogía musical.

Incentiva el buen trabajo de los niños

A menudo, hacer diferentes incentivos para los niños puede ser una idea grandiosa para motivarlos a continuar estudiando y aprender. Por ejemplo, un gráfico de una carita feliz en el cuaderno luego de una actividad podría hacerlo sentir más comprometido.

Conclusión

Pueden ser muchas las formas en las que se puede mejorar la pedagogía musical para niños. Lo importante, en todo caso, es que cada uno de ellos sea feliz con la música.

Por ello es que si tienes la función de enseñar, lo mejor es que puedas hacerlo con mucho amor y paciencia, para que de esta manera puedas poner en práctica todos estos consejos sin peso alguno.

ESCRIBE UN COMENTARIO